Blogia
john&paul&george&ringo

Beyoncé y el análisis de Julián Ruiz

Beyoncé y el análisis de Julián Ruiz

Suelo seguir a Julián Ruiz desde hace bastantes años, justo desde aquellos maravillosos días de instituto que eran también los años del "resurgir" (¿se ha ido alguna vez?) del pop británico (aquella estúpida etiqueta del "Brit Pop"). No voy a descubrir a este productor ahora, ahí está su biografía y su trabajo como productor y como crítico musical. Os recomiendo una visita de vez en cuando por su web donde da una visión bastante sincera y personal de noticias musicales. Me ha gustado especialmente su visión del nuevo R'N'B norteamericano. Siempre me ha parecido bastante mediocre, con la excepción de Alicia Keys, pero nunca lo había leído tan claro y desde la opinión de un profesional del mundo de la producción.

En la fotografía, ¿qué está haciendo el de la gorra? En fin...

Artículo escrito y publicado por Julián Ruiz en su web  http://www.plasticosydecibelios.es

Había visto en directo una sóla vez a Beyonce. Sus discos no me han atraiído nunca, infectados de esa vena norteamericana del pop-hip-hop de moda, que es una auténtica basura como canciones.

Así que acudí anoche al palacio de Deportes de Madrid con síntomas de desprecio, desgana.
Pero Beyoncé empezó a cantar, a bailar, a ejercer un liderazgo asombroso. Nada más verla en la pantalla gigante de alta definición, Beyonce irradia una luz especial de estrella, de diva, de increíble superstar.
Pero lo de cantar es épico. Sabía que tiene voz de mezzo-soprano, que casi alcanza cuatro octavas, pero hay que oírla en directo. Es un torrente de voz, personalidad.

Le da exactamente igual cantar a Etta James, como hizo en su homenaje a Cadillac Records. Le da lo mismo cantar rock de mujeres rabiosas, porque hizo una versión impresionante de "You outta know" de Alanis Morissette. Le da lo mismo cantar clásico. Hizo una rendición soberbia del "Ave María de Schubert. Y es impecable con todos sus éxitos. Me aburre, claro, cuando hace hip-hop  o ese "r´n´b azucarado, horrible.
También me quejo de que lleve demasiadas cosas pre-grabadas, a pesar de que lleva una banda de 11 mujeres impresionantes, desde la guitarrista, a la pianista, a la bajista. Impresionante.

Tampoco se priva de su escenario B, como hacen u2 y los Stones. Todo es espectacular. La puesta en escena, la coreografía o ella y sus trajes. Se cambia más de una docena de veces.
Bueno, es apabullante. Deja a Mariah Carey en las cataratas, a Madonna la deja en la catacumbas del tiempo. Increíble. pero, ¿por qué hace esa música tan horrible en sus discos?. Esa es la gran cuestión.
Nadie puede apreciar que canta como nadie, con un timbre precioso, con esos arreglos mustios de hip-hop.
La música negra está dilapidando el maravilloso legado del soul de los cincuenta, de los sesenta, de los setenta, de los ochenta. Y  todo por personajes como su marido, el ínclito Jay Z, uno de los líderes de ese estilo de mal gusto llamado hip- hop o como decía un humorista, la" música de un negro hablando".

Artículo escrito y publicado por Julián Ruiz en su web http://www.plasticosydecibelios.es/

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres